¡Bienvenidos al foro! 

Nuestra misión: Difundir nuestro hobby, compartir los conocimientos, apoyar a quienes se inician, aprender de las experiencias de todos, y formar una comunidad única.

Foro exclusivo para tratar enfermedades de nuestros peces.
Avatar de Usuario
Por Fer
#368
Imagen
Imagen

El Punto blanco es seguramente la enfermedad más común en nuestros peces, es importante conocerlo para saber cómo evitarlo, y en el peor de los casos como curarlo.

Es una enfermedad fácil de curar si se diagnostica y medica a tiempo, pero de no hacerlo causara la muerte de los ejemplares afectados
La Ictioftiriasis, Punto blanco o Ich está causada por la presencia de pequeños protozoos ciliados llamado Ichthyophthirius Multifiliis.

SÍNTOMAS

Cuando la infección está en su primera fase, cuando todavía no han aparecido los puntos blancos, vamos a observar un cambio en el comportamiento del pez, que se refriega repetidamente contra el sustrato y los objetos de la decoración, esto se debe a que el parásito ha infectado al pez y ha atravesado la membrana mucosa protectora que recubre su piel.
Otros síntomas son malestar general con pérdida de apetito y perdida de la movilidad, en ocasiones el pez esta la mayor parte del tiempo cerca de la superficie respirando.

Luego aparecen los típicos "puntos blancos" que dan el nombre vulgar a esta infección, son de medio milímetro de diámetro y pueden verse en el cuerpo y aletas, y aunque no se vean en las branquias, cosa que dificulta mucho la respiración al pez infectado y agrava el cuadro.

CICLO DE VIDA

El parásito tiene tres etapas en su vida, cuando lo podemos ver sobre el pez se encuentra en un estado llamado trofonte.

Durante su estado libre en el agua, se fija en el sustrato, pierde las cilias y genera una capa gelatinosa protectora, este estado se denomina Toronte. En esta etapa se divide a sexualmente formando entre 1000 y 2000 células hijas (terontes).
Esta etapa depende de la temperatura del agua y puede durar desde 3 días hasta 3 meses.
Luego de esto se rompe la membrana y se desplazan buscando un nuevo huésped.

En cuanto entra en contacto con el pez, penetra rápidamente hasta alojarse debajo de la membrana basal, esto demora aproximadamente unas 24 hs.
El parásito se alimenta de las células epidérmicas necrotizadas y de los fluidos del pez.

En estado libre esos elementos infectantes que se denominan terontes están cubiertos por cilias y mide entre 18 y 50 micras, en este estado son bastante frágiles y si no encuentran rápidamente un pez al término de 96 horas mueren.

Esta etapa es la más propicia para atacar a los parásitos, donde surten efecto las medicaciones.
El parásito también puede alojarse sobre el mucus del pez, y si el pez tiene las defensas altas no se infectará, y permanecer allí hasta su desarrollo como adulto.

Tarda unas 5 semanas en completar su ciclo vital a 10 ºC, pero sólo 3 ó 4 días a 21 ºC, por eso es importante aumentar la temperatura cuándo realizamos el tratamiento.
Si los peces lo resisten se puede subir a 30 ºC.Decimos si lo resisten, porque en ocasiones el parásito ataca las branquias, causando dificultad al pez para respirar, en estos casos no es buena idea aumentar la temperatura pues causara serias dificultades a los peces para respirar, pudiendo incluso morir por asfixia.

CONTAGIO

1. Por introducción al acuario peces enfermos o portadores.
Los portadores son peces que tienen el parásito en una cantidad muy baja como para desarrollar infección, o bien se encuentra ésta y el sistema inmune en equilibrio por lo que no se desarrolla, pero que si encuentran un acuario con pobres condiciones de mantenimiento, o individuos con sus defensas bajas pueden iniciar la infección de todo el acuario. Por eso siempre es vital la cuarentena en nuevos peces.

2. Si introducimos a los peces en un acuario que haya tenido peces afectados antes de los 8 días de vaciada, que es el tiempo promedio que puede vivir el parásito libre en el agua sin prenderse a un pez.

3. Existe la creencia de que el punto blanco puede ser introducido a un acuario al ingresar troncos o plantas u objetos decorativos que provengan de un tanque contaminado.

Esto no está documentado científicamente, pero en la práctica podemos prevenir el contagio por medio de este tipo de materiales con las medidas que habitualmente deberíamos utilizar antes de introducir nada en nuestro acuario.
Lavar objetos decorativos (rocas), y dejar al sol un día.
Hervir troncos y raíces, por más que estén sumergidos. Lavar a conciencia cualquier planta que compremos y dejarlas un día en un balde con agua del grifo, y si la planta lo tolera podemos agregar sal o vinagre.
Personalmente solo lavo con abundante agua piedras, plantas y troncos y jamás tuve un problema. En los últimos años solo vi la enfermedad en algún pez nuevo en su periodo de cuarentena.

PRONÓSTICO

Es una enfermedad prevenible, pero una vez que se manifiesta se convierte en una enfermedad de rapidísima propagación, frecuente en los cambios de estación, porque incluso las variaciones más leves de temperatura en nuestro acuario favorece su aparición, y más si se une a peces débiles.

Estos cambios de temperatura muchas veces se dan en cambio de agua mal hecho con variación significativa de la temperatura del agua, y cuando se compra un pez y se lo traslada a casa.
Por suerte se puede tratar y curar rápidamente de varias formas.

TRATAMIENTOS

Primero es necesario saber que todos los tratamientos descritos abajo son efectivos, y que deben siempre prolongarse hasta estar absolutamente seguros de que la infección desapareció, bajo el riesgo de en algunos casos generar protozoos resistentes a algunos de estos medicamentos o reincida la infección.

1. Termoterapia
Aumento de la temperatura al menos durante 3 días, a 30- 32º C. Siempre como dijimos antes que los peces lo toleren, ya sea por su estado general, o incluso por su especie.

2. Tratamiento con Sal
Se debe agregar al acuario 4 gramos de sal por cada litro de agua, o calcular en base a proporciones. Ejemplo en un acuario de 100 litros agregaremos 400 gr. de sal. Lo ideal es usar sal gruesa marina, sin iodo ni flúor.
Es sumamente efectivo sobre todo si diagnosticamos en etapas tempranas, y es el tratamiento más ¨natural¨ y que menos inconvenientes traen a los peces.
Existe una creencia de que los siluridos (bagres, corys etc.) no toleran la sal, esto es absolutamente falso y en estas proporciones hasta los peces más delicados la soportan perfectamente.

3. Medicamentos
a) Verde de malaquita. La mayoría de los medicamentos comerciales actúan en base a este colorante químico (ejemplo el Omnipur) Es un producto que debe usarse en las dosis recomendadas pues a dosis mayores resulta toxico.
Algunas especies no lo toleran ni en dosis bajas, como los siluridos (bagres) y los Neones, y en general todos los peces de piel desnuda (sin escamas)
Durante el tratamiento se deben retirar las plantas y el filtro biológico, ambos son capaces de absorber el medicamento por lo cual el tratamiento perderá efectividad.
b) Tripaflavina o Acriflavina. También un colorante químico que se administra en forma similar al anterior, la ventaja es que su toxicidad es mucho más baja, y lo toleran todas las especies. Al igual que en el caso anterior se deben retirar las plantas y el filtro biológico.
c) Metronidazol. Existen medicamentos específicos para peces a base de este químico (ej. Tetra Ick), es muy efectivo, tiene la contra de que si no completamos perfectamente el tratamiento eliminando el 100% de los parásitos podemos crear cepas resistentes.
También en este caso es necesario retirar plantas y filtro biológico.

4. Filtro UV
El filtro UV es simplemente una bomba de agua que tiene una lámpara o tubo de luz ultravioleta, la cual es germicida. Su poder se conoce desde hace mucho pues se usa frecuentemente como forma de esterilizar instrumentos quirúrgicos y odontológicos.
Existen de varias marcas en plaza y su costo es relativamente bajo, siendo un equipo de muchos años de vida útil.
Lo que hace es ir eliminando todos los protozoos en su estado de vida libre, por lo cual debe mantenerse encendido varios días.
No es recomendable mantenerlo siempre encendido, pues también mata las bacterias benéficas en el agua.
La acción del filtro UV se puede combinar con el tratamiento con sal, verde de malaquita y Tripaflavina, no debe combinarse con el Metronidazol pues lo inactiva.
El tratamiento con filtro UV, incluso combinado con sal, es el único que no requiere que se retiren las plantas ni el filtro biológico.

Desde hace un cierto tiempo he leído comentarios acerca de apagar la luz o cubrir al acuario, lo cual aportaría al tratamiento, esto es un error, la luz o su ausencia no cambian nada en el desarrollo o curación de la infección.

ACUARIO ENFERMERÍA


El punto blanco generalmente no se trata en un acuario aparte o acuario enfermería, pues es necesario tratar todo el acuario para prevenir re infección de sus habitantes.

Si lo hacemos en un acuario enfermería, debemos tener claro que no debemos regresar a los peces a su acuario original hasta no estar absolutamente seguros que todos los parásitos allí han muerto, esto ocurre a temperaturas de más de 20 grados en promedio a los 10 días.

PREVENCIÓN

1. Mantener buena condiciones en el agua es fundamental (como en todas las enfermedades), ya que de lo contrario las defensas naturales de los peces estarán bajas y serán fácilmente accesibles a estos y otros problemas.

2. Realizar cambios de agua frecuentes, ideal una vez a la semana, mínimo cada 15 días. En porcentajes de un 30% a un 50% del total del acuario, con agua reposada durante 24 horas. Cuidar que el agua nueva este a la misma temperatura que la del acuario, no debe haber variaciones a la baja, en todo caso un par de grados más alta.

3. Cumplir siempre a rajatabla la regla de que todo pez nuevo debe cumplir una cuarentena, esto significa que debe ir a otro acuario donde lo alimentaremos y observaremos por lo menos una semana a 10 días antes de enviarlo al acuario principal.

Imagen
Imagen

Fuentes:
PortalPez
el Acuarista
Acuas

BONIFICACIÓN EN CURSOS,TALLERES,COMERCIOS Y MÁS